Tamaño de Texto:

frutas verduras


Las frutas y verduras son alimentos imprescindibles cuando queremos tener una alimentación saludable. Se recomienda consumir diariamente al menos cinco porciones entre frutas y verduras.

Estos alimentos son naturalmente libres de grasas y aportan una amplia variedad de vitaminas (carotenos, vitamina C, K y provitaminas), minerales, fibras y otros sustancias que contribuyen, por su efecto sinérgico, a mantener una buena salud.

Estas contribuyen además en la prevención de numerosas enfermedades crónicas. La sinergia es la interacción de dos o más nutrientes y otras sustancias saludables contenidas naturalmente en los alimentos que potencian los efectos beneficiosos de estos alimentos en salud. La amplia variedad y el exquisito sabor y textura de frutas y verduras facilita su incorporación en cualquier preparación y en cualquier tipo de dieta.

Existen frutas y verduras de diversos tipos y colores y su oferta depende del clima y de la estación del año. Su color permite identificar algunas sustancias saludables que han demostrado numerosos efectos beneficiosos, ya sea como antioxidantes, en el mantenimiento de un buen estado de la piel y de la visión, y/o en la prevención de las enfermedades crónicas. Las verduras y frutas en tonos azules o púrpuras como moras, higos, uvas, pasas, repollo morado son ricas en antocianinas y fenoles. Las verdes son ricas en luteína e indoles: paltas, manzanas verdes, uvas verdes, kivi, espárrago, repollo verde, apio, espinacas, lechugas. Las blancas como los plátanos, peras, nectarines, coliflor, ajo, cebollas, hongos, papas contienen alicina. Las amarillas son ricas en vitamina C, carotenoides y bioflavonoides: pomelos, limón, naranja, damascos, papayas. Las rojas contienen licopenos y antocianinas: manzanas, cerezas, uva rosada, pomelo rosado, frutilla, sandía, tomate, papa roja. Consumir frutas y vegetales de diferentes colores durante el día favorecerá y potenciará los efectos protectores en salud que entregan todos estos componentes.