Tamaño de Texto:

escolar


La etapa escolar está comprendida entre los 6 y  los 11 años. A esta edad los niños ya tienen preferencias bien definidas en relación a alimentos. Estas suelen estar influenciadas en gran medida por la enorme cantidad de publicidad que tenemos en los medios de comunicación masiva, especialmente en televisión. La comunicación entregada en forma atractiva y dinámica es determinante en sus preferencias, la que no siempre corresponde a los requerimientos nutricionales y alimentarios definidos para esta edad.

¿SE DEBE MANTENER LAS CUATRO COMIDAS DIARIAS?

Sí. Los niños escolares deben mantener las cuatro comidas diarias, desayuno, almuerzo, once y cena. Es frecuente observar  que a esta edad no toman desayuno, según ellos: porque no les da hambre; porque no les alcanza el tiempo o porque no les gusta. Sin embargo, el desayuno es una comida fundamental porque entrega una cantidad importante de calorías y otros nutrientes después de un largo período de ayuno producido durante el sueño nocturno.
Los niños que desayunan en forma adecuada tienen un mejor rendimiento escolar, consumen menos colaciones durante la mañana lo que determina  una menor ingesta total de calorías en la dieta diaria.

¿PUEDO DARLES DINERO PARA EL COLEGIO?

Las colaciones deben ser enviadas de la casa para evitar la compra de golosinas y “snacks” o alimentos en bolsitas presentes en los kioscos del colegio, en los puestos que se ubican en las puertas del colegio o en su cercanía. Se debe privilegiar el envío de frutas, de productos lácteos como yogurt o leches cultivadas semidescremados o descremados o un sándwich pequeño.

¿ES NECESARIO QUE COMAN VERDURAS Y FRUTAS TODOS LOS DÍAS?

Sí, debe insistirse que los niños consuman ensaladas al almuerzo y cena, crudas y cocidas y frutas después de cada comida todos los días. Los guisos en base a verduras son también recomendables. Sazónelos adecuadamente con hierbas frescas para enriquecer su sabor y hacerlos más apetecibles. Dos porciones de verduras y tres frutas diarias aportan vitaminas, minerales, fibra dietéticas y otros componentes, los cuales al actuar en forma sinérgica o integrada contribuirán a cuidar la salud de los niños

¿QUÉ BEBIDAS PUEDO COMPRARLES?

La mejor bebida para quitar la sed es el agua. Acostúmbrelo desde pequeñito a tomar agua y evitará de este modo el consumo de bebidas gaseosas y refrescos azucarados (aquellos que todos llaman juguitos en caja) que contribuyen innecesariamente a aumentar la ingesta de azúcar y calorías diariamente. De los productos envasados prefiera los jugos de frutas que corresponden a productos con 100% de pulpa de fruta y no tienen aditivos agregados.

QUIERES CONOCER MÁS DE COLACIONES SALUDABLES, PINCHA AQUÍ

QUIERES HACER CUMPLEAÑOS SALUDABLES, PINCHA AQUÍ