Tamaño de Texto:

¿QUÉ ES LA OSTEOPOROSIS?

osteoporosis
La osteoporosis es un desorden del esqueleto (huesos) que se caracteriza por pérdida de la masa ósea (hueso) y una alteración de la arquitectura  del hueso mismo que lleva a un aumento de la fragilidad y a un aumento del riesgo de fractura. Esta condición es generalmente indolora hasta que ocurre una fractura preferentemente en cadera o columna vertebral.

¿CÓMO SE HACE EL DIAGNÓSTICO DE OSTEOPOROSIS?

El diagnóstico de la osteoporosis se hace con un examen denominado densitometría (absorciometría dual de rayos x). Cuando la densidad ósea medida por este examen se encuentra bajo 2,5 unidades (T score y z score) en relación a una referencia (densidad ósea promedio de mujeres y hombres normales) se habla de osteoporosis. Cuando la densidad ósea se encuentra entre entre-1 y -2,5 unidades bajo el promedio de la referencia se habla de osteopenia.

¿QUÉ SE ENTIENDE POR DENSIDAD ÓSEA?

Se entiende por densidad ósea a la cantidad de mineral óseo contenido en cierta cantidad de hueso.

¿EN QUÉ MOMENTO DE LA VIDA SE GENERA LA OSTEOPOROSIS?

La osteoporosis tiene sus raíces en la infancia. La masa ósea se acumula y alcanza su máximo alrededor de los 20 años. Existe para la formación de hueso determinantes genéticas y ambientales. Estas últimas están dadas por la alimentación, la actividad física y de enfermedades asociadas que puedan limitar o alterar la formación de hueso. Si se logra una buena densidad ósea en esta etapa de la vida disminuye el riesgo de osteoporosis en la etapa adulta.

¿OCURRE SÓLO EN MUJERES?

La osteoporosis en más frecuente en mujeres en especial en mujeres postmenopaúsicas pero también se observa en hombres, de mayor edad y con factores asociados como tabaco, alcohol y uso de algunos medicamentos.

¿QUIÉNES DEBEN ESTUDIARSE?

Deben estudiarse todas aquellas mujeres que tengan al menos 1 de los denominados Factores de Riesgos Mayores y aquellas que presenten al menos 2 de los denominados Factores de Riesgos Menores.
 
factores riesgo osteoporosis

¿QUÉ ES UNA FRACTURA ESPONTÁNEA?

Es aquella fractura que ocurre espontáneamente o que sigue a un trauma menor como caerse de los patines, o de una silla, o de una cama, o tres peldaños de una escalera o tosiendo. También caídas de alturas menores de 1 metro. Medir la altura (talla) de la persona es un indicador para ver si existe fractura vertebral, cuando existe una fractura en esta zona se pierde altura. Esta fragilidad ósea es un factor de riesgo que debe llevar siempre a estudiar una osteoporosis.

¿CUÁL ES EL OBJETIVO DEL DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DE LA OSTEOPOROSIS?

El objetivo es determinar el riesgo de fracturas y prevenirlas.

¿CÓMO SE TRATA LA OSTEOPOROSIS?

Dependiendo del problema, de los factores asociados y de la edad del paciente se puede indicar tratamiento hormonal, calcio y vitamina D, terapias combinadas de diferentes agentes (estrógenos, bifosfonatos, raloxifeno, hormona paratiroides).

¿INFLUYE LA ALIMENTACIÓN EN LA OSTEOPOROSIS?

El tipo de alimentación puede afectar la masa ósea.

  • El calcio es el componente fundamental del hueso. Una buena ingesta de calcio hasta los 20 años de edad contribuye a lograr una buena masa ósea y a mantenerla después de esa etapa. El calcio  se encuentra fundamentalmente en la leche y derivados. Por eso es importante consumir al menos tres porciones (vasos) de leche al día, yogurt, quesos y quesillos. En mujeres menopaúsicas se recomienda suplementar calcio 1000 mg/día asociados a Vitamina D.
  • La vitamina D es importante en la la absorción de calcio en el intestino, así como, para disminuir algunas hormonas que limitan la formación de hueso. Se ha usado en tratamiento para la osteoporosis asociado a otras terapias, sin embargo,  nuevos estudios clínicos randomizados en mujeres postmenopaúsicas con niveles séricos bajos (<30ng/ml) muestran que si bien altas dosis de vitamina D aumentan la absorción de calcio, esto no se traduce en una mejor mineralización ósea, masa muscular o menor número de caídas. La vitamina D es sintetizada o formada en la piel bajo el efecto de los rayos solares (rayos ultra-violetas). Esta vitamina se encuentra en los lácteos, leche entera, queso, mantequilla y en menor cantidad en los productos semidescremados. Los lácteos descremados pierden la vitamina D en el proceso de descremado. Si consume lácteos descremados prefiera aquellos que restituyen vitamina D. También se encuentra presente en cantidades importantes en yema de huevo, hígado y pescados con alto contenido de grasa. En adultos la recomendación diaria de vitamina D (RDA) hasta los 70 años es de 600 UI/día y de 800 UI/día sobre los 70 años.
  • El fósforo en cantidades importantes bloquea la absorción de calcio en el intestino y la formación de vitamina D activa. Más importante aún que la cantidad de fósforo es la relación calcio/fósforo, de tal modo, que para una buena absorción de calcio se requiere que exista una relación de 1 a 1,5  parte de calcio por 1 de fósforo. De este modo se favorecerá el depósito de calcio y la formación de hueso. Dietas altas en fósforo, sin lácteos, con alto consumo de bebidas colas que contienen mucho fósforo no son recomendables. Por otra parte, dietas bajas en fósforo son perjudiciales para el hueso, porque para compensar el déficit se saca fósforo del hueso debilitando su arquitectura. Una dieta variada, rica en lácteos asegura un buen equilibrio y cuidado óseo.
  • Proteínas Dietas muy altas en proteínas pudieran no ser aconsejables porque favorecería la pérdida de hueso. Sin embargo, si estas se acompañan de un alto aporte de verduras y frutas pueden atenuar la pérdida de calcio y mejorar la utilización de las proteínas
  • Vitamina A altas dosis de vitamina A y de sus precursores (carotenos) podrían favorecer la pérdida de hueso especialmente en el anciano, generando hipercalcemia y aumentando el riesgo de fracturas. No parecieran entonces recomendables los suplementos que aporten grandes cantidades de vitamina A.
  • Sodio El sodio contenido en la sal común, entre otros que lo contienen,  aumenta la pérdida de calcio. Para obtener un óptimo balance de calcio, la ingesta diaria de sodio no debiera superar los 2000 mg. Reduzca el consumo de sal y prefiera alimentos bajos en sodio como verduras, frutas y lácteos.
  • Cafeína Una vez consumido un producto con cafeína, ejemplo café, se produce dentro de las 2 horas un aumento de pérdida de calcio por la orina. Esto representa un enorme impacto, especialmente, en mujeres menopaúsicas que consumen más de dos tazas de café al día y que además no consumen lácteos.
  • Alcohol El etanol afecta directamente la formación de hueso junto a otros efectos negativos. Un consumo en altas cantidades tendría un efecto adverso en el hueso.

¿ES IMPORTANTE LA ACTIVIDAD FÍSICA EN LA OSTEOPOROSIS?

La actividad física tiene un enorme impacto en reducir la pérdida de hueso. En personas jóvenes y mujeres premenopáusicas la actividad física puede aumentar la masa ósea. En personas mayores previamente sedentarias también es beneficiosa ya que detiene la pérdida de hueso. Los mejores resultados se logran con ejercicios de resistencia, aeróbicas y con impacto. En mujeres postmenopaúsicas se recomienda ejercicios aeróbicos tres veces por semana, 30 minutos, acompañado de elongaciones. La práctica de actividad física mejora la masa muscular y la estabilidad, reduciendo las caídas y el riesgo de fractura.

REFERENCIAS

  1. Hansen KE, Johnson RE, Chambers KR, Johnson MG, Lemon CC, Vo TN, Marvdashti S. Treatment of Vitamin D Insufficiency in Postmenopausal Women: A Randomized Clinical Trial. JAMA Intern Med. 2015 Aug 3. doi: 10.1001/jamainternmed.2015.3874.

  2. Holick MF. Vitamin D deficiency. N Engl J Med. 2007; 357(3):266-81.

  3. Martín Jiménez JA, Consuegra Moya B, Martín Jiménez MT. [Nutritional factors in preventing osteoporosis]. Nutr Hosp. 2015; 32 Suppl 1:49-55.

  4. Reid IR, Bristow SM, Bolland MJ. Calcium supplements: benefits and risks. J Intern Med. 2015 Jul 14. doi: 10.1111/joim.12394.